Perdonen, pero deben dejar de existir

Betiko hitzak.

De vez en cuando salía a pasear para ver la vida con mis ojos zarandeados con el vaivén de los pasos. Era una vista curiosa, movida establemente inestable, permanentemente distinta. Pero dejó de ser vista cuando me vino un municipal y me dijo: “perdone usted, pero ya no puede pasear con ese traqueteo”.
Y recuerdo cuando quedaba con mis amigos para andar en bici, ver pasar el tren o salir a enredar en los solares que llevaban años y años esperando obras y construcción mientras nadie más se preocupaba por ellos. Pero eso también se acabó, no fue entonces un municipal, sino un alcalde el que nos dijo que dejáramos en paz el solar, que no nos iba a dejar juntarnos y a mí especialmente me desaconsejó seguir pensando en mis amigos, que me desentendiera y viviera.
Un amigo debió de aceptar el ofrecimiento, lo supongo porque no se acercaba a nosotros. A pesar de ese claro incentivo yo seguía viendo a mis amigos, salía a la calle, no les miraba hasta que entrábamos en algún comercio y entonces ya podíamos juntarnos para hablar sobre la vida y sobre nuestras vidas. Les dije que me ofrecieron vivir distintamente, pero concluimos todos que para nosotros la vida era esta.
Mas no le debió de gustar al municipal, al alcalde ni a sus amigos que nos siguiéramos juntando, porque acabaron poniéndose todos de acuerdo para prohibirnos salir a pasear y entrar a comercios. Nos tenían la puerta cerrada. Yo en ese punto me apostaba en la ventana a ver la vida, intuirla y analizarla. De noche veía cómo algún amigo se escabullía para pasear un poco, a veces abría la ventana y a gritos hablábamos, pero poco, porque con los gritos llamábamos la atención y él tenía que volver corriendo a casa.
Sigo mirando la vida desde mi ventana, y desde esta ventana me pregunto qué pensaría el alcalde, el municipal, la otra gente, si alguien va a donde ellos y les dice: “perdonen, pero deben dejar de existir”.

Antonio Marín Segovia - Laura Gómez https://www.flickr.com/photos/antoniomarinsegovia/7204978228/in/photostream/

Antonio Marín Segovia – Laura Gómez
https://www.flickr.com/photos/antoniomarinsegovia/7204978228/in/photostream/

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Literatura

Ley de dependencia y Gipuzkoa

Anai-arrebak, aditzen?

Gizaki gizarte.

A raíz de varias bonitas discusiones que surgieron ayer me siento motivado a utilizar este alojamiento para relatar unas cuantas cosas de lo que ayer pasó.

Cuando hago una parada para comer acostumbro a ver “Al Rojo Vivo” en La Sexta, quienes ayer expusieron un caso, el de un pobre chaval llamado Markel que tiene una enfermedad llamada coloquialmente “piel de mariposa” y que se ha pasado de tener una asignación por dependencia de 500 €, tras una valoración, a tener una asignación de 300 €. La madre explica a grosso modo lo que supone su enfermedad, cómo le han reducido la asignación de dependencia, las razones que le han dado (criterios de autonomía, evolución) y cómo cuadra las cuentas mensuales como puede.

Lo que me llamó la atención fue la gran ignorancia de los tertulianos sobre la situación de Gipuzkoa en cuanto a gasto social y especialmente en cuanto a la ley de dependencia.

Pedro Simón dice que “Markel, lo que representa es un caso que se está dando mucho, el último año se han recortado las ayudas a la dependencia un 20%.”
Lo siento, pero aquí ya están llevando directamente el caso de Markel al ejemplo del recorte en dependencia, y no, en el caso gipuzkoano poco tiene que ver el caso de Markel con “los recortes a la dependencia” porque:
1.- En Gipuzkoa no ha habido recortes a la dependencia, y
2.- Si representa algo Markel podría ser (que tampoco lo se) la falibilidad de los criterios de valoración de la evolución de dependencia.

Acto seguido es Antonio Ferreras:
“Y Pedro, en este caso, que también somos muy críticos con el Partido Popular o con las comunidades del Partido Popular, en este caso estamos hablando de Diputación Foral, no gobierna el Partido Popular, eh.”
Pedro Simón:
“Está claro, Bildu, Bildu.”
Antonio Ferreras:
“Gobierna Bildu.”

Tras esto Antonio Ferreras solicita a sus contertulios titulares.

Angélica Rubio:
“Ahora a lo que voy, yo creo que los recortes en dependencia han sido los más injustos y los peores porque atacan a los más débiles, los haga la administración que haga, del color político que haga, son intolerables los recortes a una gran ley como fue la ley de dependencia.”

Miguel Urban:
“Los que más sufren la crisis, los que más sufren los recortes, los que más sufren cuando los servicios públicos se devalúan son justamente los que menos tienen como estamos viendo el caso paradigmático de Markel… y yo creo que es fundamental defender a los que menos tienen que son además la mayoría de la población de este país que están sufriendo estos recortes.”

Ayer diversas personas dijeron abiertamente que no se había generalizado a partir del caso, que no se había pasado del caso de Markel a una acusación de hacer recortes. ¿Podía haber entendido mal? quizás, por eso mismo fui a la página de la sexta para mirar si podía volver a ver el programa pero solo ponen la entrevista a Saioa (la madre de Markel) y no la tertulia, pero por suerte o por desgracia el programa de Al Rojo Vivo se repone al día siguiente temprano y me ha dado tiempo a grabarlo. Lo resalto bastante para que se lea bien y se analice si se generaliza o no, si se ataca (Antonio Ferreras: “que también somos muy críticos con el Partido Popular”) o no.

No escribí al momento porque con mi esguince y mi muleta la movilidad la tengo algo reducida, pero cuando pude sí que le envié un par de mensajes a Miguel Urban, el primero y ya que se ve en el mismo programa que va mencionando mensajes que recibe como cuando hace referencia a las críticas al sistema de evaluación, mientras aún estaba en el programa:

Primer tweet durante el programa

El segundo, unos 20-25 minutos después, terminado el programa y en un tono un poco más irónico:
Segundo tweet

Al resto directamente obvié de escribir porque dentro de la distinta gente que estaba ahí era Miguel Urban el que quizás se molestara un poco más en mirar los datos antes de generalizar y llevar un cambio de asignación, reducción, de una persona concreta a hablar sobre los recortes que no, no ha habido en Gipuzkoa. No contestó ninguno de los dos mensajes y al parecer luego indirectamente recibí una indicación de que había dicho que no había dicho nada contra Bildu. Cada uno que lea, interprete y saque sus conclusiones, pero eso de “escurrir el bulto” me recuerda a la anécdota del que usaba la cuenta de Twitter de podemosgipuzkoa en la que con intención o por error trataron a Juan Karlos Izagirre como casta y luego cuando se le hizo notar el hecho lo único que se dedicó fue a vacilar, borrar tweets y “hacerse el longuis”.

Tampoco voy a hacer un excursus sobre la evolución de la ley de dependencia, cómo la Diputación Foral de Gipuzkoa se ha mostrado “rebelde” complementando las reducciones estatales y cómo ha ampliado y extendido el acceso a las ayudas a la dependencia incluyendo los calificados con grado I cuando el estado ha incluido una moratoria (por lo menos) hasta Julio del 2015 (luego veremos si pasa como el permiso de paternidad que se vuelve a postergar). Creo suficiente la contestación que acaba dando, Ander Rodriguez Lejarza, diputado de política social, a través de Twitter porque pese a llamar a la sexta en varias ocasiones no acceden a ofrecer una informacio´n completa:

Diputado de Política Social

Diputado de Política Social

Resulta curioso, peculiar cuanto menos que según se acercan las campañas electorales las únicas menciones a Bildu en los medios de comunicación sean para ir por ellos, es parte del periodismo considerar como parte de la noticia o de los fines del medio decir que Pablo Iglesias, Alberto Garzón o Ada Colau están en Atenas con Syriza en la campaña, pero decir lo mismo de Jon Juaristi o de Adolfo Araiz ya no es reseñable. Hete aquí el periodismo.

ACTUALIZO UNAS HORAS DESPUÉS CON LA ACLARACIÓN DE LA DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA:
Diputacion de Gipuzkoa

Entradas relacionadas:

1 Comment

Filed under Política, Sociedad

Je ne suis pas Charlie Hebdo, mais je rejette la bigoterie religieuse et antireligieuse

Anai-arrebak, aditzen?

Realizada a partir del propio logo de la revista

Realizada a partir del propio logo de la revista

Ayer un número no del todo claro de entre 2 y 4 personas, según las imágenes tomadas vestidos y pertrechados como si a una guerra marcharan con sus AK-47, tomaron por asalto la redacción de Charlie Hebdo, una revista satírica ya muchas veces amenazada, atacada y que contaba con protección policial por los antecedentes. En dicho asalto lograron asesinar a doce personas, entre ellas a cuatro dibujantes (incluyendo al director) y a dos policías que intentaban protegerles. Así mismo hay heridas de gravedad como 4 personas y más de 10 heridos. Al parecer la entrada a sangre y fuego practicada por estos asesinos ha sido al grito de “Vamos a vengar al profeta”.

Desde ese momento ha habido multitud de reacciones de políticos en activo, políticos retirados, organizaciones y mucha otra gente que mostraba su apoyo a la revista o a Francia. No obstante como era de esperar también se han estado leyendo comentarios que hacían más alusión a la condición de islamistas más que a la condición de terroristas. Está claro que ninguno de los que hacía este tipo de comentarios, o incluso que aprovechaba la ocasión para expresar el “peligro” del Corán a través de interpretaciones libres no valoraba la posibilidad de que los activistas pudieran ser “rebeldes Sirios” que hasta hace nada Francia armaba y animaba.

Portada de la revista en la que valoran la posibilidad de que Mahoma fuera considerado infiel por el Estado Islámico

Portada de la revista en la que valoran la posibilidad de que Mahoma fuera considerado infiel por el Estado Islámico

No pensaba escribir nada, mas la polémica suscitada por si los medios de comunicación habían de incluir en sus portadas de “mañana” (hoy) la famosa portada por la que es probable que se le tenía jurada al medio me ha empujado a escribir un mensaje para acompañar a dicha portada. Mañana será día de luto en Francia, así como en muchas otras casas francesas y no francesas que lloran a sus familiares o amigos.

Los que dispararon ayer no terminan de entender que la violencia genera más violencia, muchos de los que hicieron declaraciones… tampoco.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Política

Veinticinco años después el discurso de Ignacio Ellacuría sigue igual de vivo

Anai-arrebak, aditzen?

Zenbat aldiz, adiskide?

Hace poco más de una semana nos despertábamos con la noticia de la canonización de Oscar Romero, aquél que había optado desde su tribuna y con el poder que dicha tribuna le ofrecía por la opción preferencial por los pobres y lo pagó con su vida. Un día antes de su asesinato conminaba a policía y ejército salvadoreño, diciéndoles directamente que mataban “a sus mismos hermanos campesinos”, a obedecer antes a su conciencia a las órdenes que recibían. Como arzobispo reclamaba al gobierno que dejaran de teñir el pueblo con tanta sangre, que cesara en su represión.

En mi época de instituto me explicaron la vida y muerte de monseñor Romero, mientras yo ya había escuchado sobre el caso de Ignacio Ellacuría. Me preguntaba por qué me contaban la vida de uno y no la del otro. Más tarde leyendo no sobre Ellacuría sino acudiendo a la fuente, leyendo al mismo Ignacio entendí que podía haber un doble motivo evaluable dependiendo de la persona que toma la decisión. Por un lado el propio Ellacuría tenía como guía y ejemplo religioso a Romero, tratándose de un centro religioso está claro que es mejor explicar al maestro que al aprendiz. También por otro lado una postura preferencial por los pobres pero que no intente ir más allá que simplemente paliar las consecuencias, mejor alentar a los jóvenes alumnos con paliar las consecuencias que motivarlos para modificar el sistema que crea dichas consecuencias.

Hoy hace 25 años que un pelotón de las fuerzas armadas de El Salvador entraron en los dominios de la Universidad Centroamericana para asesinar a Ellacuría, y con él se llevaron la vida de todos los presentes: Elba Julia Ramos y su hija Celina junto con los jesuitas Amando López, Ignacio Martín Baró, Juan Ramón Moreno, Joaquín López y López y Segundo Montes. Muchos fueros asesinados ese día, pero uno fue el que tenía bastante claro que por sus palabras y sus actos podría ser asesinado él y quizás también quien le acompañara. Ignacio Ellacuría no se podía decir que era un ingenuo, pero tampoco por ello iba a ser un cobarde, porque mas allá de los deseos individuales conocía el camino de la causa común.

Salvando las notables y evidentes distancias puede recordar a ese planteamiento y explicación tácita que se hace en la saga de Ender de Orson Scott Card donde se deja claro que un buen general de tropas tiene que ser consciente de la posibilidad de renunciar a vidas por la causa común, vidas y personas que igualmente son conscientes que si son sacrificados es por la propia causa común, no por un sinsentido.

A Ignacio Ellacuría le estaban esperando de vuelta, ya había tenido más que amenazas en El Salvador, con una intentona o susto claro y directo. Es por ello que viajó a España pero no por ello se escondió. Dos cuestiones fueron claras al respecto de su decisión inevitable, no retrocedería:

1.- Su intervención en Barcelona 10 días antes de su asesinato.
2.- Su regreso anticipado 3 días antes de su asesinato a El Salvador para mediar nuevamente por la paz y la convivencia.

Su intervención en Barcelona, motivada por la recepción del premio internacional Alfonso Comín a la Universidad Centroamericana, sigue igual o incluso más presente con los acontecimientos. Las denuncias que entonces hacía aquél que seguía los pasos del que optó por “la opción preferencial por los pobres” desde un punto de vista más social que religioso era la voz y grito de una denuncia aún no victoriosa:

“Hasta ahora y cada vez con mayor fuerza determinante, de los dos grandes procesos dialécticamente entrelazados en la estructura y en la marcha de la historia, el trabajo y el capital, entendidos cada uno de ellos en toda su amplitud, la predominancia, tanto en los países de capitalismo privado como de capitalismo estatal, es del capital sobre el trabajo. Quien impone realmente las leyes de casi todos los procesos, en unos con mayor peso que en otros, es el dinamismo del capital. No es primariamente que los hombres, las clases o los grupos sociales, las naciones o los grupos de naciones hayan decidido ponerse al servicio de la producción y acumulación del capital; es que el capital, sobre todo en su dimensión internacional, pero también nacional, pone a su servicio a los hombres, a las clases sociales, a las naciones y ya no digamos a todo el aparato económico, que es la parte más determinante del organismo social.”

Ignacio Ellacuria - fotografía tomada por Alan Lorenzo

Ellacuría no se quedaba tan solo en la clarividencia, expresión y denuncia, también buscaba caminos de libertad que ofrecieran un futuro mejor a la sociedad, tras mayores explicaciones se podría resumir en este planteamiento:

“Queda otro paso también fundamental y es el de crear modelos económicos, políticos y culturales que hagan posible una civilización del trabajo como sustitutiva de una civilización del capital.”

Algunos dirán que Ignacio Ellacuría no inventó nada que no estuviera ya antes dicho, no obstante lo tradujo al lenguaje de otro sector de la población, llegando a muchos que hicieron fuerza con otros que no trataban su mismo lenguaje. Lo triste es que 25 años después sigamos en la misma situación, preocupados y dividiéndonos por cuestiones de segunda o tercera división antes que unirnos por las cuestiones de primera división.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Economía, Política

Cerrando etapas.

Nahi dudan guztia.

No se trataba de un camino para desandar porque no es ningún retroceso, sino que se va avanzando, calle a calle por Madrid a la vez que recordando mil y una situaciones.

Cruzo el largo y nortedireccional Paseo de la Castellana entrando a través de Eduardo Dato, de raíces alavesas y solera madrileña casi con el empuje que a un servidor me llevó a la exploración y los peregrinajes hasta la Plaza Chamberí, lugar de referencia en muy pasadas épocas para orientarme y llegar, viaje a viaje, a conocer y querer cada vez más a mi mujer.

Este caminar me lleva después a la calle Luchana, donde confluyen tanto la antigua e histórica oficina principal del Vasconia ahora reconvertida, creo, en una tienda de ropa; coincidiendo también con esa tienda de Book & Store que ya en esa antigua época de conocimiento y querencia se trasladó y alegremente puedo comprobar que aún no se ha cerrado; como tampoco lo ha hecho esa sala de cine donde no recuerdo bien si pude disfrutar del estreno de Matrix Reloaded o Matrix Revolutions.

Paso a paso o mejor dicho rodada a rodada llego hasta la Plaza Bilbao, no la de Gasteiz por donde tantas veces he pasado y aparcado un ciclomotor de casi 50cc para estudiar, comer, leer y vivir, sino la de Madrid donde confluyeron y fusionaron pasados y personas recientes en nuevas y viejas oficinas para luego derivarnos a la larga y diversa San Bernardo. Calle por la cual he paseado estando la misma tan sola y vacía como un servidor salvo por los taxis que buscaban almas errantes como yo pero con algún cuarto al que dedicar llegar hasta casa o a otro lugar para la fiesta, no como en mi caso. Primeros torneos de debates erráticos, madrileñas noches nocturnas de conocimiento y pensamiento y primeros y últimos debates porque por San Bernardo acompañaba a ex alumnos mientras escuchaba sus impresiones, quejas o deseos por los cambios producidos en ese club del que año tras año me iba cada vez desvinculando más. Pero no solo en San Bernardo transcurrieron parte del pasado de los debates porque si mal no recuerdo también allá he juzgado para mis amigos de Anexa que planifican sin perder el rumbo, el horizonte y el objetivo.

Resulta curioso que casi llego hasta mi destino solo con el transcurrir de San Bernardo, pero el GPS me hacía girar al llegar a Reyes, desconocía si era una jugada del azar o un símbolo que desentrañar, pero el desconocimiento del presente por parte de ese aparato de posicionamiento y orientación me pedía un imposible que era continuar recto hasta la Plaza de España. Ello me obligó a resolver sobre la marcha esa calle imposible con un zigzagueo con la ayuda de Maestro Guerrero y San Leonardo (francés que aprendió el uso de las armas pero prefirió no empuñarlas) poder alcanzar esa tan ansiada Plaza de España.

Después quedaba meter el coche en ese musical “final de trayecto” en el parking del a plaza que nos anuncia un futuro renovador con la venta del edificio España por parte del Santander al capital chino que pretender modificar, hablando en plata reconstruir, y en esencia reorientar modelos de negocio y por desgracia también los futuros empleos del sistema económico. Pero también es la Plaza de España cuyos bajos tienen un restaurante chino que adoro y donde he estado con informáticos, discurrentes e inquietos, plaza que cruzo para enseñar a visitantes mi idolatrado Templo de Debod y plaza donde espero, leo, escucho, pienso y escribo cuando tengo permiso para ir luego al Senado.

Abandonado el coche restaba caminar por Princesa, calle de inevitable nombre que además de conocimiento de medio también me ha ofrecido conciertos, pero esta vez me otorgaba terminar amistosamente con mis antiguos empleadores de los que he aprendido mucho y con los que he vivido todo tipo de situaciones y trabajos en los que he intentado dar todo lo exigible, el extra al que llegara en cada momento, y el toque personal que nunca he podido evitar.

Museo de escultura al aire libre de Castellana

Museo de escultura al aire libre de Castellana

Sucedido todo en los cubos, donde oportuna y alegremente coincido con mi amiga Silvia, amistad forjada día a día en Bilbao y Mungia durante la universidad y retomada levemente con la nueva confluencia en Madrid. Cubos tan geométricamente perfectos como los que me deleitaba tan a menudo cuando volvía del barrio noble de Salamanca paseando por la inicialmente mencionada Castellana hasta el General Perón y la iglesia de los salesianos. Lugares, nombres e hitos en los que reparamos para definir y relacionar con sucesos, épocas y pensamientos.

En Madrid he vivido mucho de eso.

Por de pronto… agur, Madrid, agur.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Vida

Convocatorias reales poco mayoritarias.

Anai-arrebak, aditzen?

El nuevo rey proclamado se dedicaba a decir que “en esa España, unida y diversa, … cabemos todos” mientras la policía incautaba delincuentemente banderas republicanas a ciudadanos a los que impedía el acceso al recorrido del espectáculo real. Hemos podido ver en grabaciones cómo los policías dicen que la ely les faculta a tomar esas medidas insinuando que ellos saben más de leyes que quien en su trabajo como redactor pudiera hacer un artículo sobre esta polémica en la agencia de prensa europapress. A este respecto muy atinado estaba el Bufet Almeida (@bufetalmeida) con su comentario: “Además de robo, incautar una bandera republicana es un delito contra los derechos fundamentales. Ver 541 y 542 C.P.”

Sin datos de autor.

Sin datos de autor.

Ciegos o tontos quienes no asumen que un día 19 de junio, jueves festivo en la Comunidad de Madrid por el Corpus Christi, debía haber congregado a muchas más personas en el recorrido real que los que real-mente congregó. Podemos admitir que la primera reacción de muchos periodistas genuflexos sea sacar fotos bien encuadradas para que las banderas tapen las aceras vacías salvo las tres primeras filas, pero luego hay que asumir que la convocatoria ha sido un fiasco.

Esperanza Aguirre días antes hacía un llamamiento para llenar las calles el día de la coronación, y de ejemplo publicaba una foto de las calles repletas por el recibimiento a la selección española masculina de fútbol. Menos gente que en esa ocasión, que en manifestaciones de indignados, que el día del orgullo gay y que otros muchos días. Poco dice del rey entrante que los madrileños prefieren ir a pedir caramelos a tres reyes ficticios de oriente que frente al nuevo rey de España ondear banderitas repartidas por la CEIM, el Ayuntamiento y compradas en los sobrantes de comercios de todo a 100 de saldo por el fiasco futbolero del mundial.

Imagen aérea de la retransmisión de rtve

Imagen aérea de la retransmisión de rtve

La Plaza de Oriente, momento cúlmine por el espacio y simbología, tampoco era ninguna lavativa para Felipe. Lugar de exhibición del Franco golpista, lugar de señalación del heredero Juan Carlos, que muerto el dictador juró “cumplir las leyes fundamentales y guardar lealtad a los principios del movimiento nacional”, y lugar de exhibición del hijo preparado que necesita de actos para ganar legitimidad. En fotografías aéreas de la Plaza de Oriente se observa que la primera línea estaba prácticamente fuera de la ancha calle principal y que a mitad de plaza ya se quedaban sin gente.

Espero que Contrastant (http://www.contrastant.net/) no vaya a hacer cálculos de afluencia porque si no los resultados van a ser muy deprimentes.

Entradas relacionadas:

Leave a Comment

Filed under Política

10/10 Comprobaciones y preparación.

Nahi dudan guztia.

Cuando uno se muda a una casa de alquiler entradita en años se encuentra con muchas cosas que no están como a uno le gustaría. Siempre se tiene la opción de demostrar que puedes adaptarte a las circunstancias o en caso contrario y mostrándose inflexible puedes adaptar las circunstancias a lo que uno mismo quiere.

Está claro que la limpieza es necesaria, nunca sabes qué ha quedado por ahí: arroz, barritas o bichos en los muebles de la cocina; grasa a mansalva en la encimera y campana; polvo para atascar aspiradoras industriales en el garaje, etc. Ahora bien, darle un repaso completo a la casa nunca está de más para comprobar otras cuestiones:

· Funcionamiento de interruptores y enchufes, al final te encuentras con algún interruptor que no funciona y no es precisamente porque la bombilla esté fundida. Buen momento para avisar al dueño. Aún te puedes encontrar con situaciones más raras como puede ser no que no se apague la luz por mucho que le des al pulsador. Sí, en Francia te encuentras con interruptores normales, de cruce o puente montados por doquier tanto en sistemas de dos puntos de luz en pared independientes, dos conjuntos, uno independiente en pared y otro en techo… y luego es cuando te encuentras con pulsadores para encender y apagar (sin temporizador) y raramente te encontrarás con uno que sí que enciende pero luego no apaga.

· Funcionamiento de la calefacción. La suerte o desgracia de mudarse en invierno es que será esencial comprobarlo al principio, porque si no te puede pasar que no funcione cuando piensas ir a dormir allí y al final acabes en alguna pensión para salvar la noche. Esto te puede pasar aunque el dueño se haya pasado por casa y te haya explicado cómo poner en funcionamiento la caldera, bien sea por un tema fortuito o intencionado puedes encontrarte con que una vez la enciendes no funciona. Puedes tener la suerte de haber tenido que tratar y utilizar caldera de gasóil en el pasado, pero no todos los elementos de la caldera van a ser los mismos y salvo que te dediques a ello es difícil que sepas cuál es el problema para poner en funcionamiento una caldera que cuando vino el técnico resolvió en dos minutos.

Si los radiadores no están purgados y no te queda claro si ha habido sabotaje antes de tu entrada o simplemente es una instalación pésima y descuidada te puedes encontrar con habitaciones donde no funcione la calefacción, como el salón. Procura en esas circunstancias estancar dicha habitación para aprovechar mejor la calefacción e insistir todo lo que puedas para que te revisen la instalación y pongan en funcionamiento todos los radiadores.

· Funcionamiento de todas las cerraduras, de puertas, garajes, altillos, buzones, etc. De tal manera que detectes que te falta la llave de algún sitio que al principio no la echas de menos pero es probable que algún día la necesites. Al principio es más fácil lograrla si detectas su ausencia, luego si no puede ser una pesadilla de localización y recuperación.

· Habitabilidad. Lo esperable cuando alquilas una casa que tiene tres habitaciones con armario empotrado es que dichos armarios sean utilizables. No me refiero a la posibilidad de encontrarte el interior de un armario empotrado de madera a pelo, con su tacto y serrín incluido y te hagas el trabajo de echarle dos manos de barniz, ya que estas labores de lijado y barnizado de elementos de madera para reforzar su durabilidad nunca están de más. Al contrario hablo de encontrarte con otro armario empotrado, precisamente el de la habitación de tus hijos, que le falten baldas, otras estén rotas y alguna otra se haya suplantado con un trozo de puerta o contraventana.

Luego ya si el armario empotrado de la habitación de invitados, además de más estrecho (ya se había visto y se contaba con ello, pero en el fondo era la habitación de invitados) te encuentras que la barra para colgar se encuentra reflexivamente colgada de unas cuerdas, tiemblas de qué otras cosas te puedes encontrar.

· Seguridad exterior. Recuperar cierta llave antes mencionada para poder cerrar el portón de acceso a tu explanada y jardín es recomendable. Tener en cuenta las alturas de balcones para valorar el cerrar bien las contraventanas no solo de la planta de abajo sino también de la de arriba ha de asegurarse. Comprobar puertas y cerraduras…. Para luego encontrarte con que tu casa tiene una trampilla en el techo de la primera planta, que subiendo con una escalera ves que da al encofrado del tejado… espacio compartido con la casa vecina.

Lo que quedaría por hacer es subirse al encofrado (valorando el riesgo de que tengas un accidente) e ir a comprobar si la casa de al lado tiene el mismo tipo de trampilla. Acto seguido decides si desvalijas la casa vecina o aseguras esa trampilla desde dentro para que no accedan a tu casa.

· Compra de electrodomésticos que habitualmente acompañan al inquilino. En nuestro caso no íbamos a desnudar nuestra casa de dichos electrodomésticos, así que hemos tenido que comparar nuevos para esta casa “campiñosa”. El desconocimiento del idioma a veces te coarta para controlar todo lo que has de controlar en el trato con “el otro”, muchas veces comerciantes o trabajadores que buscan el máximo beneficio o el mínimo esfuerzo. Al menos esta vez no se han librado de hacer las instalaciones, aunque obviamente lo intentaron.

· Asume que por mucho que compruebes y hagas siempre van a quedar cosas que no hayas comprobado o arreglado. Así a modo de ejemplo podéis ver este cuadro eléctrico digno de un historiógrafo o arqueólogo de la electricidad que a no ser que seas un profesional (y quizás en tal caso no te atreverías a alquilar esta casa) no vas a poder comprobar el buen funcionamiento y valorar el oportuno cambio de algunos de sus componentes.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Vida

Zorionak denoi.

Betiko hitzak.

Equivalencias de temporadas dispares.
Sumas (de) sinceras emociones, mientras
restas en otear horizontes inexplorados.

Planeamientos planteados.
Trayectorias espaciales de lapiceros deambulantes,
conexiones secas en húmedas ciudades.

Ejes virtuales realizados.
Superficies achicadas en tendencias similares
aperturas infinitas por imaginaciones novedosas.

Resultados del espíritu inquieto.
Caminos abandonados por proyectos renovados,
sorpresas inconcebibles entre ojos achinados.

Incógnitas evidentes, ausencia de profetas.
Integraciones con extranjeros nacionales,
derivados de viajes inesperados.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Literatura

Risto Mejide y Leopoldo Abadía.

Zenbat aldiz, adiskide?

Gizaki gizarte.

Mas allá que como personajes conocidos podríamos dudar de las similitudes, aunque sobre un trasfondo de economía y empresas uno es más de la práctica y el otro se queda más en la teoría. No obstante en su faceta de escritores y opinadores sobre esta ya considerablemente duradera crisis, coinciden en el tipo de motivación para el cambio en la juventud. No voy a valorar yo sobre el planteamiento de dejar de buscar trabajo, sino en crearlo, inventarlo o provocarlo, pero sí voy a entrar un poco en las propuestas de emigración de Leopoldo Abadía.

Emigrar era lo que hacían los españoles el siglo pasado cuando iban a Alemania con la maleta, lo de ahora es ir a otro barrio que está a diez horas.

Si la motivación es económica, tendríamos que hablar en términos monetarios para buscar similitudes. Podríamos preguntar a la gente que estos cinco años ha emigrado para ver si se sienten en un barrio a diez horas. Hace algo más de cinco años se podían escuchar comparativas de cuánto tendrían que costar las viviendas para pagarlas con los sueldos actuales en 10, 15 o 20 años, pero no más.

Mi padre, que a principios de la década de los 60 emigró a Alemania, por esa época el viaje le costaba ir a Hendaya, París y Colonia, tardando cerca de 30 horas y gastándose alrededor de un 5% del un sueldo mensual, con tupper y bocata incluido. Los tiempos sí que se habrán reducido pero si estoy en un barrio a 10 horas de distancia, con un simple billete de tren o autobús accedo a volver “al hogar” por bastante menos que el 5% de un sueldo mensual. Estar en un barrio a 10 horas significaría poder ver a tu familia cada fin de semana, hoy en día la emigración no se plantea esas alegrías y a muchos les gustaría poder hacerlo para suavizar la dureza y sentimientos del emigrado.

Si los motivos no son solamente económicos, ahí sí que entraría de lleno la opinión de Leopoldo Abadía en la entrevista que le hace El País cuando nos reseñan que “nunca debe haber recortes en sanidad y educación”. Entonces sí que tenemos razones de peso para evitar la degradación de los derechos sociales en España. Algunos pensarán que se trata de ratas que abandonan el barco, pero como bien dijo Evaristo hace unos años: “Por los hijos, lo que sea”.

Sobre la reducción del número de políticos no escribiré en esta ocasión porque estoy seguro que otros, probablemente políticos, seguirán con el tema.

Entradas relacionadas:

Leave a Comment

Filed under Economía, Sociedad

De barrios, barracas y niños.

Nahi dudan guztia.

Un domingo más, como otro cualquiera de aquellos en los que un niño pequeño, con pocos amigos y de los que cuando hay puente se iban para sus pueblos a 300, 500 o más kilómetros de distancia. Un domingo así, con las fiestas del bario, las barracas y los negocios ambulantes que de noche, entre luces, olor a algodón de azúcar, los berridos amplificados del tombolero de turno, uno se acaba sintiendo fuera de su bario e incluso del mundo, uno se siente en oto mundo al que no volvería hasta el año siguiente.

Fue en ese contexto en el que un chico que rondaba los diez años, sin nadie con quien quedar, teniendo solamente para ponerse una ropa que no se quería poner, sintiéndose solo en casa y sin dinero para gastar, decidió ponerse a dormir a la tarde para ve si terminaba el día a pesar de que como casi siempre, no había hecho los deberes. Para él no era un día agradable, un día a olvidar y dejar atrás, no obstante pasado un rato despertó desorientado, sin querer hacer los deberes y como muchas otras veces, enfadado con la vida. Con ese plantel y contra todo pronóstico sale a la calle con intención de dirigirse a las barracas, algo no tan habitual en él ya que normalmente no iba a un sitio fijo sin compañía, sí lo podía hacer cuando deambulaba, pero esa tarde/noche no se la había planteado así.

En los días medios de Octubre ya anochecía temprano y con el habitual y lluvioso tiempo de Vitoria se hacía más notoria la falta de luz. Entre barraqueros y ambulantes, aunque no trababa relación con ninguno de ellos, sí que se sabía mover, quizás porque la calle era el lugar que mejor conocía. Lo que no se esperaba nunca es que un chico con apariencia de se un poco mayor que él, entablara conversación sobre lo que fuera en ese momento crucial cuando sucedió.

La memoria es caprichosa y el paso de los años no ayuda, los pequeños recuerdos del contexto del día y del evento no permiten recordar cuán larga fue la conversación, sobre qué terciaba cuando hablamos de dos niños de quizás 10 y 12 años en más o menos 1988, pero lo curioso es que siendo niños o quizás no tanto, uno vivía en ocasiones con el sufrimiento de la existencia y el otro hacía empatizar con el entorno para imaginarse otros contextos seguro que más degradados, con las vidas de los barraqueros, sus hijos, vidas ambulantes y nocturnas que se convierten en parte de su ser.

tonymadrid.com

El contexto muchas veces no se elige, a veces se intenta alterar, pero antes que eso, el punto de partida para uno ha de ser vivirlo.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Leave a Comment

Filed under Vida